A través de un procedimiento llevado a cabo por personal de la Sección Robos y Hurtos y el Departamento de Seguridad Ciudadana N° 6, se realizó un allanamiento en la localidad de Pozuelos, en donde se logró detener a un delincuente que se dedicaba a robar cables para luego vender el cobre.

De acuerdo con lo informado por las fuentes, el procedimiento se concretó por disposición del fiscal Rafael Zanni, en el marco de una investigación por robos de cables que provocaron que varias localidades se queden sin energía eléctrica.

En esta oportunidad, se logró detener a un joven de 20 años, identificado como Matías Núñez. En su poder tenía tres teléfonos celulares, la suma de $100.000 y prendas de vestir junto con una pinza de corte y guantes símil cuero.

El joven está sospechado de ser el autor de varios robos, en la zona de Río Hondo y Jiménez, que provocaron que varias localidades se queden sin energía eléctrica. Por esta causa ya había varios detenidos.

Fuente: El Liberal