El falso secuestro de un vecino de Villa Mailín dejó al descubierto una mafiosa red dedicada a la venta ilegal de motocicletas, todas de grandes cilindradas, que eran sustraídas en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires y vendidas en el interior santiagueño.

La minuciosa investigación que ahora lleva adelante la Unidad Fiscal de Añatuya —a cargo de la Dra. Alejandra Sobrero— comenzó el pasado martes cuando la policía «rescató» a un joven de apellido Coria, que supuestamente había sido secuestrado.

Los dichos de Coria despertaron la curiosidad de los investigadores ya que los rodados que éste último había comprado, dos Honda Twister (250),a la misma persona, tenían pedidos de secuestro de Buenos Aires.

Allí los efectivos de la Subcomisaría de Mailín iniciaron operativos más minuciosos por las calles de esa ciudad y grande fue la sorpresa de estos cuando detectaron que cuatro personas circulaban en vehículos similares a los hallados, todos robados en Buenos Aires.

Así fue como, bajo las órdenes de la Dra. Sobrero, los uniformados (en la noche del jueves) incautaron en Villa Mailín y en parajes cercanos una moto Honda CG 150; una moto Benelli 300cc; una moto Yamaha XTZ 125cc; una moto Honda Xr 190cc; y una Rouser Bajaj de 200.

Todas habían sido compradas al mismo vendedor: un sujeto identificado como Gabriel Escalada alias «Pichi». Cuando la policía fue a la casa de este último, le incautaron cédulas apócrifas con datos adulterados.

Los efectivos de la División Automotores al analizar las piezas de los vehículos hallados descubrieron otra llamativa «coincidencia»: las cinco motocicletas tenían el mismo número de chasis y motor.

Además establecieron que la documentación adulterada que no coincidía con el tipo de motos, marcaba como propietarios a personas de distintas localidades de nuestra provincia y en un caso de una persona de la provincia de Córdoba.

Ante estas evidencias, la Dra. Sobrero dispuso la detención del vendedor (Gabriel Escalada) y que todos los vehículos sean retenidos.

Pero los operativos no terminaron allí, ya que en horas de la siesta del viernes otras cuatro motos robadas fueron recuperadas. Unos de los operativos se realizó en la localidad de Punta Pozo (Avellaneda) en donde se halló una moto Yamaha XTZ.