Delincuentes ingresaron durante las horas de la madrugada al comedor La Salette ubicado en Villa Balnearia y sustrajeron la garrafa que se usa diariamente en la cocina. El comedor funciona mayormente asistiendo y dando de comer a niños de ese sector y otros parajes cercanos.

En comunicación con Río Hondo News, Beatriz Ávila, colaboradora y cocinera del comedor, señaló que vecinos indicaron que los malvivientes entraron arrancando las rejas y rompieron el vidrio. Habrían sido unas 3 o 4 personas que ingresaron.

El sector donde está ubicado el comedor es una zona con poca iluminación, elemento clave que libera el accionar de los delincuentes.

El comedor funciona de lunes a viernes y asisten unos 50 niños a obtener sus raciones de comida.