Los dos adolescentes, de 12 y 13 años, que eran intensamente buscados tras salir de un colegio de San Fernando y no regresar a sus casas fueron encontrados cerca del mediodía de este martes en plena Capital Federal.

V.S.S (13) y K.B.G (12) aparecieron pasadas las 11.30 de la mañana en San Juan y Boedo, en buen estado de salud. No se sabía nada de la alumna y su compañero desde ayer a las 13.30, cuando salieron del colegio Misericordia ubicado en Juan Madero al 1300.

«Aparecieron, están bien. Estamos yendo a su encuentro, pero ya hablamos con ellos y están bien», confirmó a Clarín Johanna, tía del chico desaparecido. Una mujer los vio caminando y los alcanzó hasta la Comisaría 5 B de la Ciudad.

Nada se sabía desde este lunes. Sus teléfonos figuraban apagados y los movimientos de una tarjeta SUBE eran los indicios que seguían los familiares y los investigadores para encontrarlos. También sospechaban de una desaparición relacionada a un reto viral de TikTok.

Un viaje en tren y otros varios en colectivo para llegar de San Fernando a Lanús. Esa había sido la hoja de ruta con el último destino registrado a las 21 del lunes en la tarjeta SUBE del adolescente. Su familia pudo acceder a la información, a partir de su desaparición, pasado el mediodía.

Primero, se tomaron el tren Mitre en dirección a la ciudad de Buenos Aires. Ese movimiento se pudo establecer a través de las cámaras del monitoreo del ferrocarril.

«Las imágenes los detectan subiendo a una formación. En ese momento no usaron la SUBE», había precisado a Clarín Johanna. El monitoreo del tren, contó, también mostraba que llegaron hasta Belgrano, donde se subieron al colectivo 59. Ese fue la primera activación en la tarjeta SUBE.

La siguiente se conoció a las 16, cuando los adolescentes viajaron hacia Lanús a bordo de una unidad de la línea 37. El último registro de la tarjeta los ubicó a las 21, momento en la que se tomaron el 521.

En todos esos puntos, la Policía revisó las cámaras de seguridad. La denuncia fue radicada por Diego Sánchez, el padre de Valentina, en la comisaría 1ra. de San Fernando.

Una carta y la sospecha entorno a TikToK
La posibilidad de que la ausencia haya tenido como objetivo cumplir un desafío de la red social TikTok no está descartada por los investigadores. Esa hipótesis nació a partir de las declaraciones de los compañeros del curso. Se trata de un challenge en el que tienen que desaparecer de sus casas durante 48 horas.

Sin embargo, una carta que le dejó el chico desaparecido a otra compañera del curso había dejado a todos desconcertados. En la misma, decía que tenía intenciones de ir a Bariloche y trabajar en ese lugar. Así lo confirmó la tía, quien también reveló la existencia de unos audios compartidos por otros alumnos donde el adolescente desaparecido hablaba de sus viajes y planes para el futuro.

De todas formas, la mujer aclaró: «Los audios aparecieron después de la desaparición. Pero el tono en el que hablaba parecía a modo de chiste o juego, como cosa de chicos».

Además, afirmó que «no tenía otra red social más que TikTok». Sobre ese punto, aseguró: «Tenía un acceso muy restringido porque sus padres controlaban todo lo que hacía con su celular. Tenía que pedir autorización para todo».

En relación al desafío de las 48 horas, Johanna concluyó: «Desconocemos si dentro del colegio lo vio con los compañeros. Uno sabe cómo es en la casa y la familia, pero a veces no con sus amigos».