Alrededor de las 10 de la mañana de éste sábado, ingresó a la guardia de pediatría del CIS Termas, una niña de un año de edad acompañada por su mamá Priscila Medina.

La niña presentaba heridas en el rostro producidas por mordedura de un perro de raza pitbull.

El hecho ocurrió en un domicilio ubicado en calle Magallanes y Facundo Quiroga, del barrio Villa Balneraria, donde la pequeña junto a su mamá habían ido de visita a su abuela.

Personal de la Comisaría Comunitaria 57 de Villa Balneraria, se constituyeron en el domicilio con directivas del fiscal Carlos Vega y se entrevistaron con la propietaria del inmueble María Albarracín, abuela paterna de la menor, quien manifestó que fue informada por su nuera que, momentos en que la niña se encontraba jugando en la parte frontal de la casa con el perro, atado con cadena, repentinamente el canino atacó a la niña cuando quiso acariciarlo.

Inmediatamente la madre llevó a la niña al CIS Termas, donde fue asistida y, dada las heridas de consideración, fue derivada de manera urgente al Cepsi para ser internada e intervenida quirúrgicamente.

Durante las entrevistas con vecinos. coincidieron en que el perro, propiedad de la abuela, ya habría mordido a varias personas.

El fiscal dispuso además las pericias pertinentes, tomas fotográficas y que el perro continúe atado hasta nueva disposición.

Fuente Panorama