Un sargento de Gendarmería Nacional (GNA) mató este martes a balazos a un presunto motochorro e hirió a otro de 15 años cuando lo interceptaron con aparentes fines de robo mientras esperaba el colectivo en el partido de Moreno.

El hecho se registró esta madrugada en la parada de colectivos ubicada sobre las calles Jerónimo Cabrera y Sófocles, de la localidad bonaerense de La Reja, en el oeste del Gran Buenos Aires. El sargento de 42 años se encontraba vestido de civil y esperaba el transporte para ir a trabajar.

Según manifestaron las fuentes del caso, el gendarme fue abordado por dos sospechosos armados que se movilizaban en una motocicleta marca Yamaha FZ color roja, sin patente visible y que había sido robada en la ciudad de Luján.

Los motochorros frenaron y el que iba como acompañante descendió del vehículo con un arma de fuego en la mano: un revólver Colt calibre .32 que fue secuestrado de la escena del hecho.

El ladrón apuntó al gendarme para robarle, mientras que su cómplice permaneció en la moto a la espera de que termine la maniobra para escapar. Pero, en ese momento, el gendarme sacó su arma reglamentaria y efectuó, al menos, seis disparos contra los delincuentes.

Los sospechosos, heridos, intentaron darse rápidamente a la fuga, pero cayeron a los pocos metros, indicaron las fuentes del caso.

El conductor, que aún no fue identificado, murió en el lugar luego de recibir varios impactos de bala, mientras que su cómplice, que resultó ser un adolescente de 15 años, fue herido de cuatro balazos en un hombro, las costillas y en un codo, detallaron.

El herido de 15 años fue trasladado al hospital Mariano y Luciano de la Vega, de Moreno, donde fue intervenido quirúrgicamente, mientras que el cuerpo del fallecido fue llevado a la morgue para la autopsia y su identificación.

Fuentes vinculada a la investigación dijeron que se estableció que el adolescente herido posee un antecedente del 12 de enero último, cuando fue aprehendido por la tenencia de un arma de fuego y encubrimiento. No obstante, por tener 15 años es inimputable tanto por ese hecho como por el ocurrido esta madrugada.

El sargento, por su parte, resultó ileso y dio aviso a la policía que, al llegar al lugar, encontró en la escena el revólver marca Colt, con una munición en su tambor, que aparentemente portaban los asaltantes.