Una mujer tuvo que ser hospitalizada después de que un proyectil calibre 32 le perforara el brazo. El disparo fue efectuado por un vecino en confusas circunstancias. El hombre fue detenido, pero luego recibió el arresto domiciliario ya que tendría problemas psiquiátricos.

De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales y judiciales, el hecho se habría registrado ayer, en horas de la mañana, cuando una mujer que reside en la localidad de El Charco, departamento Jiménez, regresaba a su domicilio por la ruta 93 y a la altura de la localidad El Churqui, recibió el disparo.

La damnificada observó que el autor había sido un vecino de la zona, de apellido Alderete, el cual tenía un revólver en sus manos.

La mujer continuó su viaje hasta llegar al Hospital Zonal de El Charco, donde el médico de guardia constató que el proyectil le había provocado un orificio de entrada y de salida, por lo que la derivó al CIS Termas para que le realizaran estudios de mayor complejidad.

En el centro de salud de la ciudad termal, los médicos constaron las heridas y que no revestían mayor gravedad, por lo que la misma damnificada se presentó en la Subcomisaría de El Charco para denunciar lo sucedido.

Medidas

El fiscal de turno, Dr. Carlos Vega, ordenó la aprehensión de Alderete, el secuestro del revólver y las pericias de rigor, entre ellas el barrido electrónico para constatar la presencia de restos de pólvora en las manos del sospechoso.

El acusado tendría 75 años y padecería problemas psicológicos, por lo que luego el fiscal le habría concedido el arresto domiciliario, pero sigue ligado a la investigación de la causa y se tomarán diversos testimonios.

Fuente El Liberal