La vicepresidenta Cristina Kirchner realizó este jueves su primera actividad pública luego del fallido intento de magnicidio que sufriera el 1 de septiembre en las inmediaciones de su casa en el barrio de Recoleta.

«Siento que estoy viva por Dios y por la Virgen», dijo en un acto junto a Curas en Opción por los pobres y hermanas, religiosas y laicas.

La reaparición de quien fuera dos veces jefa de Estado tuvo lugar en el Senado de la Nación. Allí recibió a un grupo de curas en opción por los pobres, hermanas, religiosas y laicas, a quienes les agradeció por aceptar su invitación ya que, según dijo, deseaba que su primera aparición pública tras el ataque sea con ellos.

«Quiero agradecerles que hayan venido todas y todos. Quería que mi primera actividad publica, por así decirlo, o fuera de un despacho, fuera con ustedes. Siento que estoy viva por Dios y por la Virgen, realmente», afirmó al comenzar su alocución.

Y continuó: «Me pareció que si tenía que agradecer a Dios y a la Virgen tenía que hacerlo rodeado de curas por los pobres, villeros, y de hermanas religiosas y laicas. Me hubiera gustado que estuvieran mis amigas las Carmelitas de San Nicolás pero no pueden porque son de clausura. Las invite pero después me dí cuenta que no podían».